Al momento de emprender un viaje a cualquier país, una de las cosas que más puede interesarte como turista es visitar los mercados locales. Porque estos son lugares representativos, en los que la experiencia de viajar se enriquece.

Al recorrer las calles de Florencia, es muy probable que desees conocer todos los secretos que esconde su gastronomía, qué se puede comer allí, qué es lo típico o incluso, su alta costura: ¿cuál es la calidad de sus ingredientes?, ¿cuáles son los accesorios que más se compran?, ¿cuál es el costo de la vida cotidiana en la ciudad toscana? Todas estas respuestas facilmente pueden resolverse visitando los mercados de la ciudad.

Mercados de Florencia

Mercado San Lorenzo

También conocido como Mercato Centrale, está ubicado en el centro histórico de la ciudad, cerca de la Basílica de San Lorenzo. Es considerado el mercado más valioso e importante de la ciudad. Resalta por sus productos de cuero, entre los que se encuentran zapatos, bolsos, cinturones y hasta carteras. En sus alrededores también se pueden encontrar ventas de souvenirs y antigüedades.

Mercato Sant’ Ambrogio

Fue construido en 1873 y se encuentra al aire libre entre la Piazza Ghiberti y la Piazza Sant’ Ambrogio. Ofrece una gran variedad de frutas, verduras, embutidos, pescados, quesos, flores, mercancía de casa y hasta ropa; todo esto para el deleite de sus visitantes. Eso sí, solamente de lunes a sábado.

Mercato Delle Cascine

Está ubicado en el parque Parco Delle Cascine, el más grande y uno de los más hermosos de Florencia. Si estás en busca de comida en general, ropa, antigüedades, mercancía de casa y tarjetas telefónicas de calidad, puedes visitar este peculiar mercado a partir de las 7 de la mañana. Y por supuesto, luego de hacer tus compras, puedes dar un paseo tranquilo por el parque.

Mercato Delle Pulci

Por su traducción: Mercado de las pulgas. Este sitio tradicional de Florencia está ubicado entre  la Piazza Beccaria y la Iglesia de la Santa Croce. En él encontrarás antigüedades, artesanías únicas y artículos de colección: juegos de té, lámparas, bisutería, libros, muebles y objetos que datan del siglo pasado. El sitio está abierto todos los días, tanto en horario matutino como vespertino.

Un dato curioso: el último domingo de cada mes, agregan 100 puestos de ventas nuevos a los mostradores tradicionales. Si tu visita coincide con estas fechas, no desperdicies la oportunidad de mirar una mayor variedad de productos.

Mercato del Porcellino

Este es uno de los mercados más reconocidos en Florencia, pues debe su nombre a la estatua de un jabalí que se encuentra justo en su entrada. Dentro del mercado, se pueden encontrar flores, mercancías de cuero, objetos de madera, artesanías bordadas a mano y paja florentina. Sin lugar a dudas, es un sitio curioso para aprender sobre la economía y la cultura de la ciudad.

Mercado de Navidad

Pasar la época decembrina en Florencia es mágico si lo unes a que puedes visitar los mercaditos de Navidad que llenan de colorido a la ciudad toscana. Si estás en búsqueda de algún regalo o solo deseas curiosear, esta es una oportunidad de oro para incursionar en el mundo de las artesanías propias de la localidad.

Entre los mercaditos navideños más famosos se encuentran el Florence Noël y el Fierucola di Natale  en la Piazza Spirito.