Cuando nos encontramos de viaje, uno de los elementos indispensables a considerar en nuestro recorrido es la gastronomía. No se puede decir que se ha visitado un lugar si no se han degustado los platos típicos de la región, especialmente si nuestro destino es una ciudad como Florencia.

 

¿Qué comer en Florencia?

En primer lugar debe destacarse que la comida florentina, así como la de toda la región de la Toscana, se caracteriza por la simplicidad de sus ingredientes, recolectados en los campos agrícolas ubicados en los alrededores de la zona.

El pan, el queso, los champiñones y la fruta fresca son ingredientes básicos y rústicos que se unen para crear sabrosas recetas sencillas, cuyos platos típicos definitivamente deberías probar. Acá te dejamos algunas sugerencias:

Crostini di fegato:

Como entrada te recomendamos deleitarte con los antipasti. Toda comida típica en Florencia debe comenzar con estos preparados que se elaboran con una amplia gama de ingredientes. Un antipasti florentino muy típico son los Crostini di fegato, cuya elaboración consta de pan frito cubierto en una mezcla de hígado (de ternera, pollo, ganso o pato) con anchoas picadas, cebolla y alcaparras.

De igual manera es imprescindible pedir el pan como acompañante, pues el “pan toscano”, tradicionalmente cocido en horno de leña, se distingue por su gruesa corteza y su ausencia de sal. Este tipo particular de pan se remonta a elaboraciones de la Edad Media, cuando en medio de una guerra entre Florencia y Pisa se cortó el suministro de sal a la ciudad.

Pappa al pomodoro:

Si te agradan las sopas, puedes pedir una Pappa al pomodoro, una excelente combinación entre tomates, albahaca y ajo. Se acompaña con pan duro.

Panzanella:

Pero si prefieres las ensaladas, puedes ordenar una Panzanella, la cual se elabora con tomate picado, un poco de pan duro, cebolla, albahaca, aceite de oliva y vinagre. Es básicamente una Pappa al pomodoro preparada como ensalada.

Pappardelle al sugo di lepre:

Por supuesto, no podría faltar jamás la pasta cuando se visita una ciudad italiana, es por ello que te recomendamos la Pappardelle al sugo di lepre. Este plato consta de una pasta larga, ancha y plana, con una gran porción de carne de liebre. Se sirve en dos presentaciones: roja, con tomate, o blanca, sin él.

Bistecca alla fiorentina:

Uno de los platos insignias de la comida florentina es la Bistecca alla fiorentina. Este es un corte grueso de solomillo de ternera, con un peso mínimo de 1 kg. y hecha solo con carnes de raza Chianina de ganado local. Se sirve bien cocido en el exterior y tierno por dentro. Para cocinarlo, se le pone sal, pimienta, aceite de oliva y una rodaja de limón para darle más gusto.

Otros platos florentinos:

Otros platos que puedes probar son la Tagliata, el Stracotto y el Lampredotto. Este último es una forma tradicional de servir los callos en Florencia y se caracteriza por ser la comida típica de la calle. Se puede conseguir en cualquier establecimiento callejero o en los mercados públicos de la ciudad.

Schiacciata alla Fiorentina:

Finalmente, si tu paladar se queda con ganas de un postre, te recomendamos probar las Schiacciata alla Fiorentina, una especie de bizcocho cubierto con vainilla y azúcar con sabor a limón. Este postre es muy popular en carnavales.

Y si deseas tomar algo no hay nada mejor que un cappuccino acompañado de un chupito de limoncello, uno de los licores italianos más conocidos.

¿Cuánto cuesta comer en Florencia?

El precio de la comida varía dependiendo del tipo de establecimiento que visites, de mayor a menor precio se encuentran:

  • Restaurantes: habitualmente más caros y lujosos.
  • Trattorías: pequeños restaurantes familiares. Suelen tener un plato del día a precio fijo.
  • Pizzerías y puestos de pizza al taglio: locales de pizza al corte. Se puede comprar por peso.

Si deseas ahorrar a la hora de comer, aquí algunos tips para hacerlo:

Sin contar las calles principales, cerca de la Santa Croce se pueden encontrar pizzerías y otros locales donde raramente cobran servicio y los impuestos están incluidos. Puedes comprar pizzas para llevar desde 4,5€. En estas calles también hallarás paninis desde 2,5€, económicos si lo comparas con los 4€ que valen en la Piazza della Signoria. De forma tal que sin importar si deseas economizar o gastar en grande, la comida florentina es un placer del que podrás disfrutar.

 


Los mejores Tours en Florencia


Visita panorámica de Florencia y Galería de la Academia

Descubre la ciudad de Florencia en un recorrido guiado de 3 horas y 45 minutos por los lugares más inolvidables de la cuna del Renacimiento Italiano. Incluye entrada y visita guiada por la Galería de la Academia.


Visita guiada de Florencia y entrada a la Galería de los Uffizi

Disfruta de la historia y los lugares más representativos de Florencia en esta visita guiada de 3 horas y media con un guía experto. Incluye la entrada sin colas con guía a la Galería de los Uffizi para admirar algunas de las obras del Renacimiento más famosas del mundo.


Excursión a Pisa desde Florencia con subida a la Torre Inclinada

Excursión a Pisa con transporte desde Florencia. Descubre una de las ciudades más visitadas de Italia con una visita guiada de su centro histórico y monumentos, con subida a su famosa Torre Inclinada.


Tour guiado de la Galería de la Academia con entrada prioritaria

Visita uno de los museos más importantes de Florencia: la Galería de la Academia con entrada prioritaria. Un guía experto en arte te llevará a conocer y a descubrir obras de arte como el “David” de Miguel Ángel, en un tour de 1 hora y 15 minutos.


Galería Uffizi: tour con entrada prioritaria en grupos reducidos

Descubre el legado artístico de Florencia y las mejores obras del Renacimiento en la Galería Uffizi. Conoce obras de Da Vinci y Botticelli con un guía experto en arte en una visita de 1 hora y media para grupos pequeños.


Autobús Turístico de Florencia - City Sightseeing

Descubre Florencia con la comodidad que te ofrece el autobús turístico de City Sightseeing® Hop on Hop off. Recorre la cuna del Renacimiento a tu ritmo con billetes de 24, 48 y 72 horas